Más de 100 toneladas de chatarra, neumáticos y recipientes en desuso fueron recolectadas en los últimos dos días en operativos desplegados en San Salvador de Jujuy como parte de las acciones para combatir la proliferación del mosquito transmisor del dengue.

El plan de descacharreo abarcó entre el lunes y el martes distintos sectores del barrio Alto Comedero, donde se ubican focos infecciosos que se necesita combatir con urgencia.

Los más recientes registros oficiales difundidos el lunes por el Ministerio de Salud de Jujuy dan cuenta que la cantidad de casos confirmados de dengue llega a un total acumulado de 1.910 correspondientes a distintas localidades del Ramal, los Valles y centro de la provincia.

La eliminación de material que que estando a la intemperie puede acumular agua, es central en la lucha contra el mosquito transmisor del dengue.

La mayoría de los casos se encuentran en San Pedro, donde se lleva contabilizados 1.057; luego Yuto, con 445, y Monterrico, con 160.

Fraile Pintado suma 106 casos, San Salvador de Jujuy 47, Perico 28 y Libertador General San Martín 23. Santa Clara y La Esperanza tienen ocho casos cada una, Puesto Viejo 6, El Talar 5, Palpalá 4 y La Mendieta y El Carmen 3.

En Calilegua y Caimancito hubo dos casos confirmados en cada lugar. Finalmente, solo con un caso permanecen Palma Sola, Reyes y Lozano.

El lunes, con el despliegue de máquinas y personal municipal se pudo recolectar 28 toneladas de cacharros y chatarra que los propios vecinos acercaron a los camiones recolectores.

Neumáticos, envases y recipientes en desuso son parte de las decenas de toneladas de chatarra que los vecinos de Alto Comedero sacaron de sus viviendas.

Al día siguiente, al avanzar hacia otros sectores del mismo barrio, se recolectó 75 toneladas más, según indicaron fuentes comunales, a la vez que precisaron que el área de trabajo abarcó los sectores B4 y B5, en un área comprendida por las calles Paso Cerrado, Guerrero, Valle Grande y Carahuasi, y la zona delimitada entre Carahuasi, Valle Grande, Los Lapachos y Casira.

Como parte de la profundización del trabajo contra el dengue, el municipio también implementó el desmalezamiento de espacios abiertos, a cargo de cuadrillas desplegadas por distintos puntos de la ciudad.

Los operativos planificados continuarán en las jornadas próximas, por lo que se solicitó a los vecinos juntar y sacar de los hogares todo tipo de objetos que estando a la intemperie sean un potencial criaderos de mosquitos, por acumulación de agua.