Tomó estado público este martes la resolución N° 588/2019 de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Jujuy por la que el organismo plantea la necesidad de implementar medidas "inmediatas y efectivas" para contrarrestar los efectos derivados del uso de pirotecnia, en personas con discapacidad, ancianos, neonatos, niños, animales y en el medio ambiente.

Dispuesto a predicar con el ejemplo, el organismo se declara, mediante este mismo instrumento, "institución libre del uso de pirotecnia", no sin antes recomendar a las autoridades competentes en la materia "prohibir la comercialización y el uso de pirotecnia en todo el territorio provincial".

"Su utilización provoca un gran padecimiento a bebés, niños, ancianos y personas con problemas de salud, como aquellas que sufren Trastorno del Espectro Autista (TEA) o Trastorno Generalizado de Desarrollo (TGD), y a las mascotas en general", fundamentó el defensor del Pueblo, Javier de Bedia.

Desde esa posición, el organismo insta al Gobierno provincial, municipios, entidades gremiales, sector privado e instituciones deportivas y sociales a realizar campañas de concientización en contra del uso de pirotecnia.

El defensor del Pueblo de Jujuy, Javier de Bedia, señaló "la necesidad de trabajar fuertemente en la sociedad para generar conciencia y evitar en el ámbito de la provincia la fabricación, el uso, la comercialización, el acopio y la manipulación de pirotecnia”.

En ese sentido, De Bedia sostiene en los considerando que "la adopción de las medidas propuestas representará un verdadero cambio cultural que apunta a proteger la salud, la tranquilidad y la seguridad de las personas, de los bienes, de los animales y del medio ambiente, haciendo hincapié en el derecho a la salud y a vivir en un ambiente sano", argumentó también.

No es casual que el ombudsman se ocupe de esta problemática en esta época, cuando ya se aproximan las fiestas de fin de año y cobra fuerza la comercialización de estos productos.

En ese marco el funcionario sostuvo que "la pirotecnia conlleva un alto riesgo para la integridad física de las personas y los animales, siendo habitual los innumerables accidentes por quemaduras de diversa gravedad, provocando en la mayoría de los casos lesiones auditivas y oculares no solo para quien manipula los productos pirotécnicos, sino también a terceros".

La resolución 588/2019 estipula a su vez que su contenido será notificado al Estado provincial, a los municipios y comisiones municipales, instituciones públicas y privadas, organizaciones gremiales y entidades deportivas y sociales.