El niño, que aún no cumple un mes de vida, permanece en Tucumán acompañado por su madre biológica


Una pareja que había llegado a Jujuy desde Tucumán y había intentado, con documentos falsos, inscribir como propio a un bebé de nueve días, tras haber permanecido detenida en aquella provincia, fue traslada de vuelta a territorio jujeño, pesando sobre ellos una acusación por el delito de “alteración o supresión de identidad de un menor de diez años”.

Mientras tanto, la criatura continúa al cuidado del Instituto de Maternidad y Ginecología “Nuestra Señora de las Mercedes” de San Miguel de Tucumán.

En el marco de las investigaciones del caso, el fiscal especializado en Delitos Graves contra las Personas y Delitos Complejos, Diego Cussel, dispuso que una comisión policial jujeña viajara hacia esa provincia el pasado miércoles, con un exhorto en busca de los dos adultos, que habían sido detenidos en la terminal de ómnibus de la capital tucumana.

El hecho ocurrió el jueves 13 cuando el hombre, de 34 años, y la mujer de 50, intentaron asentar el nacimiento del recién nacido en la delegación del Registro Civil del barrio San Pedrito, en la zona sur de esta capital.

Al ser descubierta la maniobra por los empleados del organismo, escaparon con el bebé y dándose a la fuga abordaron un colectivo con destino a Tucumán.

Fiscal Diego Cussel

A partir de la denuncia del Registro Civil, el Juzgado de Delitos Complejos de Jujuy inició la investigación y con la colaboración de la Policía Federal se logró detener a la pareja cuando arribó a destino.

Realizados los trámites de rigor, ambos fueron trasladados a San Salvador el pasado miércoles, arribando a las 22:30 aproximadamente, según confirmaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

La mujer, alojada en la Seccional N° 49 – Comisaría de la Mujer, está acusada de “instigación a cometer falsedad ideológica de instrumento público, supresión de identidad de un menor de diez años, y sustracción de un menor”.

En tanto, al hombre, detenido en sede de la Brigada de Investigaciones, se lo acusa de “sustracción de un menor y supresión de identidad en coautoría”.

En cuanto al bebé, que se encuentra en “buen estado” de salud, si bien también se había dispuesto que una comisión compuesta por personal del MPA y de la Secretaría de Niñez y Adolescencia viajara a Tucumán para traerlo de regreso, ese traslado no se hizo efectivo aún ya que se “está a la espera del resultado de estudios asistenciales realizados”, entre ellos, “una entrevista con la madre biológica del menor en la Maternidad de Tucumán”, que determinará si se encuentra o no en riesgo, informó el MPA.

En tanto, ambos adultos fueron conducidos a las oficinas de la Fiscalía interviniente, a los efectos de que tomen conocimiento de la imputación que pesa sobre ellos, designen abogado defensor y presten declaración.





Comentarios