Reclaman más personal, reemplazo de jubilaciones y actualización salarial. Desde el gremio frenaron las asambleas hasta después del Festival de Doma y Folklore.


La situación de los trabajadores del Hospital Vicente Aguero de Jesús María, el cual depende del gobierno provincial y hace algunos días renovó su directorio, no es la mejor por estos días.

En la previa a una nueva edición del Festival de Doma y Folklore, desde el gremio que los representa, se había decidido comenzar con asambleas para que sean escuchados los distintos reclamos que vienen llevando adelante.

Sin embargo, y luego de una reunión con respresentantes del Ministerio de Salud Provincial, se determinó que las mismas se paralicen hasta que al menos termine la fiesta gaucha.

Los sindicatos piden al rededor de 30 nuevos cargos, pero posiblemente no se den todos en una sola etapa. Además, reclaman por la actualización salarial debido a las promociones perdidas.

Desde la cartera provincial, prometieron garantizar al menos tres médicos para cubrir las guardias y algunos agentes de enfermería, hasta tanto se puedan solucionar las cuestiones de fondo.




Comentarios