El Concejo Deliberante decidió que se tolere 0,4 gramos de alcohol por litro de sangre a los conductores particulares.


En el marco del tratamiento del nuevo Código de Tránsito caroyense, el Concejo Deliberante de esa ciudad decidió por unanimidad no aprobar la “Tolerancia Cero”.

El limite establecido para la conducción de automovilistas particulares es de 0,4 gramos de alcohol por litro de sangre.

La idea central de algunos ediles caroyenses, era igualar la propuesta de “cero alcohol al volante” que tiene la Policía Caminera de Córdoba.

Sin embargo, según expresaron otros concejales, existen diversos estudios a nivel internacional que explican que hasta esa cantidad de alcohol en sangre permite conducir un vehículo normalmente.





Comentarios