La frase corresponde a María, una de las víctimas del Pastor Arturo Peralta, que fue condenado a 16 años de prisión por abuso y acoso sexual. Testimonio desgarrador.


En la jornada de éste martes se conoció la sentencia final para Arturo Peralta, el pastor que lideraba la iglesía evangélica “Josafat” en Jesús María.

Sobre el hombre pesaban más de 10 denuncias por abuso y acoso sexual, varias de ellas con acceso carnal.

Hoy, María, una de las víctimas del pastor, habló con Mas Radio Fm y dejó algunas frases verdaderamente desgarradoras de como Peralta abusaba, física y psicológicamente de ella y otras mujeres.

“Cuando entrabamos a la casa, cerraba con llave y nos empezaba a tocar y forcejear” dijo.

Además, contó que también tuvo que participar en caracter obligatorio de reuniones familiares, pagar tarjetas de casamientos, armar regalos, entre otras cosas.

“Sino le hacíamos caso, decía que Dios y el “pastor” nos iban a condenar” cerró.

Arturo Peralta en juicio (Gentileza Semanario Primer Día)




Comentarios