El Vaticano anunció que el papa Francisco fue vacunado con la tercera dosis de Pfizer, al igual que otros tantos empleados y miembros de la Santa Sede mayores de 60 años.

//Mirá también: Un niño intentó “robarle” el solideo al papa Francisco durante una Audiencia

El papa Francisco ya había expresado la importancia de que la población se vacune también para proteger al prójimo. (AP).

A su vez, también Benedicto XVI, el papa emérito, fue inoculado junto a Jorge Bergoglio. De esta forma, estas vacunaciones responden a los anuncios realizados por el Vaticano este miércoles, donde se comunicó que ya se dio inicio a la suministración de las terceras dosis de la vacuna contra el COVID-19.

Terceras dosis

Los anuncios de la aplicación de las terceras dosis realizados por esta institución religiosa, están orientados a los miembros mayores de 60 años y a los inmunodeprimidos que pertenezcan a la Santa Sede.

Así lo detalló Matteo Bruni, portavoz del Vaticano, mediante un comunicado: “En la segunda mitad de octubre, la Dirección de Sanidad e Higiene del Estado de Ciudad del Vaticano ha iniciado la suministración de la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus, dando prioridad a los mayores de sesenta años y a las personas frágiles”.

A su vez Bruni, el pasado 3 de febrero, ya había anunciado que el papa Francisco había recibido la segunda dosis, luego de tres semanas de haberse inoculado con la primera.

Diez mil vacunas reservadas

Ya la Dirección Sanitaria y de Higiene de la Ciudad del Vaticano se reservó cerca de 10.000 vacunas oriundas de la compañía Pfizer, en pos de completar su esquema de vacunación, el mismo que se inició el pasado 13 de enero.

En ese momento, cerca de 3.000 empleados y 800 residentes fueron inoculados con estas vacunas. Y al igual que en otros países, los primeros en recibir las dosis fueron los ancianos y el personal sanitario.

Cabe recordar que Jorge Bergoglio tiene 84 años, y que Joseph Aloisius Ratzinger, el expapa, 94 años.

Benedicto XVI, el papa emérito, también fue inmunizado con la tercera dosis. Foto Archivo.

A su vez, en innumerables ocasiones, Francisco ha defendido la importancia de que las poblaciones se vacunen, no solo por la propia persona, sino por la valía de proteger al prójimo.

//Mirá también: El papa Francisco destacó la necesidad de “vacunas, agua y pan cotidiano” en los distintos países

En esa misma línea, en septiembre expresó que gracias a las vacunas, el mundo está regresando “poco a poco la luz”, y así saliendo de esta “fea pesadilla” que ocasionó la pandemia de coronavirus.