El Gobierno desarrolló un fuerte operativo de seguridad en Casa Rosada por una amenaza de bomba

Amenaza de bomba en la Casa Rosada
Amenaza de bomba en la Casa Rosada Foto: WAL WSG

La información se conoció cuando el presidente Alberto Fernández se dirigía al Ministerio de Defensa para encabezar la Cena de Camaradería anual de las Fuerzas Armadas.

Este jueves por la noche, el Gobierno debió montar un importante operativo de seguridad en la Casa Rosada por una amenaza de bomba. También se recibieron amenazas en el Ministerio de Defensa, minutos antes de que el presidente Alberto Fernández se dirigiera a la Cena de Camaradería anual de las Fuerzas Armadas. Tras las inspecciones, no se detectaron explosivos.

Las amenazas fueron recibidas a través de numerosos llamados al 911 provenientes de distintos puntos del país. Los principales se produjeron en la provincia de Buenos Aires. En la investigación tomó intervención el Juzgado Federal n°6, a cargo del juez Daniel Rafecas.

Alberto Fernández encabezó la Cena de Camaradería anual de las Fuerzas Armadas en el Edificio Libertador (Foto: Télam).
Alberto Fernández encabezó la Cena de Camaradería anual de las Fuerzas Armadas en el Edificio Libertador (Foto: Télam). Foto: Google

En la Casa de Gobierno y en la Plaza de Mayo trabajaron las brigadas de explosivos de la Policía Federal, los bomberos con escáners y perros que se utilizan para la detección de bombas. Tras las amenazas que despertaron la alerta en el Gobierno y el protocolo de seguridad, fue necesario evacuar a todo el personal de la Casa Rosada.

Minutos antes de que el presidente Alberto Fernández se dirigiera al Ministerio de Defensa de la Nación, una llamada también había alertado por una bomba en el Edificio Libertador, sede de la cartera.

Pese a las amenazas, Alberto Fernández encabezó la tradicional Cena de Camaradería anual de las Fuerzas Armadas. Allí, el mandatario volvió a referirse a los “discursos de odio”, que según el discurso del Gobierno generaron las condiciones para que se produjera el atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Argentina, nuestra patria, cumplirá el año entrante cuatro décadas de democracia ininterrumpida. Eso, que debe llenarnos de orgullo, se ve empañado por un discurso de odio que se siembra en la sociedad, buscando que crezca la división y el desaliento”, dijo Alberto Fernández.

El presidente reiteró también el reclamo de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas frente a “la usurpación británica”. “El mejor homenaje que podemos rendirles a nuestros héroes es seguir reclamando por el ejercicio pleno de soberanía sobre las islas Malvinas y continuar exigiendo que el Reino Unido acate las resoluciones internacionales que señalan claramente que hay una disputa territorial y que la solución debe alcanzarse de manera pacífica a través de la diplomacia”, afirmó.