Durante la tarde de este lunes, el portal Infobae publicó una nota sobre la Dirección de Sanidad de Fronteras, a quienes acusó de cometer un grave e insólito error al confundir la procedencia de un crucero de Cabo Verde. El artículo aseguraba que el buque ingresó sin controles y sin los protocolos correspondientes por creer que venía de Asia.

Según se reconstruía en la nota, en medio de las restricciones hacia ciertos destinos, el Bahamas MS Hamburg amarró en el puerto de Buenos Aires este viernes. Estuvo navegando durante seis días y no tuvo controles en su llegada.

Sin embargo, horas más tarde, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, negó que haya sido admitido por error el ingreso de un crucero proveniente de Cabo Verde y consignó que, por el contrario, “el buque dio aviso de un caso positivo”, se diagramó un operativo en el que “se realizaron más de 300 PCR en 24 horas” con resultados negativos, incluso el del pasajero consignado, que “continúa aislado junto a sus contactos estrechos”.

Bahamas MS Hamburg, el crucero que amarró en Buenos Aires y que confundieron su procedencia.

La información difundida sobre el crucero ‘Hamburg’ es falsa. El buque dio aviso de un caso positivo, se programó un operativo y se realizaron más de 300 PCR en 24 horas. Todas fueron negativas incluyendo la del caso, quien continúa aislado junto a sus contactos estrechos”, afirmó esta tarde la funcionaria en una serie de mensajes que publicó en la red social Twitter.

Allí, lamentó que desde el portal de noticias en que se difundió la información nadie hubiese consultado al Ministerio de Salud para evitar la difusión de “información incorrecta”.

En declaraciones a la señal de cable C5N, la directora Nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, Claudia Madies, había confirmado la presencia de un caso positivo de coronavirus en el crucero procedente de Cabo Verde, buque que -según indicó- las autoridades sanitarias nacionales venían “siguiendo desde altamar” porque tenían “el reporte de ese caso” y se “venía siendo monitoreado”.