El Ministerio de Ambiente informó este sábado cuáles son las provincias que tienen focos activos de incendios forestales que afectan bosques y campos. Desde el Gobierno empiezan a ver con preocupación que las condiciones meteorológicas no ayudan para contener los focos.

Según el reporte de la cartera ambiental se trata de Río Negro, Misiones, Chubut, Entre Ríos y Nequén que tienen focos activos de incendios forestales registrados hasta este sábado. Por otra parte, los fuegos encontrados en Buenos Aires, Santa Fe y Tierra del Fuego fueron controlados.

Incendio forestal en la zona de Aluminé es el principal foco de preocupación hoy en el Gobierno Nacional. Foto: Subsecretaria de Defensa Civil

El que más preocupación lleva es el que tiene lugar en el lago Aluminé en la provincia de Neuquén a que tiene focos cercanos a Bariloche en Río Negro. Este foco es el que más ha crecido en los últimos días y que los brigadistas trabajan para controlar ya que está cerca de una comunidad de la zona.

Por su parte, en los departamentos de Tehuelches, Río Senguer y Cushamen, a los que sumó Futaleufú, en la provincia de Chubut, son los principales focos del sur que los bomberos trabajan para controlar.

En ese marco, el Ministerio de Ambiente informó que envío los medios aéreos requeridos por las provincias, “que se encuentran operativos, y puso a disposición más recursos aéreos y personal para combatir el fuego”.

Cuáles son las tareas de los brigadistas para controlar los focos de incendios

Los principales trabajos que están intentando hacer los controladores de los fuegos se tratan de evitar que los focos avancen por lo que tienen que evitar que sigan avanzando por los pastizales o bosques.

Brigadistas trabajando para contener las llamas en uno de los incendios forestales

Con diferentes vehículos, cuando es posible ingresar en la zona del incendio, realizan pozones de reserva cerca de las casas que están próximas a los incendios para evitar que el fuego las alcance en caso de llegar a las ciudades.

Por otro lado, se realizan tareas preventivas como podas y despeje de la zona como también el humedecimiento de lugares cercanos a los focos para evitar que siga avanzando. El conocido “corta fuego” es una manera de quemar preventivamente una parte del terreno para evitar que el fuego siga avanzando.

Los aviones hidrantes también participan en la zona para evitar que los focos sigan creciendo, cuando las condiciones meteorológicas lo permiten.