Ayer por la tarde en el barrio Santa Rosa de Puerto Iguazú, un pintor de 50 años que trabajaba en una propiedad, recibió una descarga eléctrica y fue salvado por un compañero. Según trascendió, el hombre tomó contacto con un cable de baja tensión cuyo aislamiento estaba deteriorado, pero gracias a un accionar inmediato, se salvo la vida.

Fue un compañero quien tomo una madera y logró despegarlo del conducto eléctrico. De todas maneras, la víctima fue trasladada al hospital -en una ambulancia del 107- para un chequeo completo de su estado de salud y fue dado de alta a las pocas horas.

El cuartel de Bomberos Voluntarios fue alertado a las 15:35 e inmediatamente salió una dotación de salvamento y una de rescate, ya que la personas que llamó no dio mayores detalles. Cuando arribaron al lugar, el hombre ya se encontraba fuera de peligro.