Un insólito hecho ocurrió en la mañana de la jornada de ayer cuando un vecino intentó reparar una pérdida de agua que tiene la cañería interna del barrio 73 Viviendas de Puerto Iguazú, pero terminó rompiendo la conexión y en la desesperación porque se inundaba su casa dañó el caño troncal del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento –IMAS- perjudicando a todos los vecinos.

En un principio, el personal de IMAS creyó que se trataba de un acto vandálico perpetrado por personas ignoradas que arrojaron una piedra para perjudicar a todo el barrio. No obstante, cuando arribaron al lugar un hombre preocupado se acercó y contó a los operarios que había sido él quien rompió el caño.

Según indicaron los operarios, el hombre relató que aprovechó el feriado para intentar reparar la conexión de la red de ingreso de agua potable que permite el acopio del líquido vital en un tanque que luego abastece a las viviendas, sin embargo dañó aún más la instalación que pasa detrás de su casa y su vivienda comenzó a inundarse. En la desesperación, corrió a la calle Álvar Núñez donde ingresa el agua e intentó desconectar el caño pero terminó rompiendo la cañería principal.

Cabe destacar que el hombre no informó al organismo de la pérdida sino que otros vecinos que pasaron por el lugar notificaron a la guardia, que reparó los caños.

Intentaba arreglar un caño averiado y dejó sin agua a todo un barrio. Foto: Norma Devechi

Fuente: El Territorio