Tras un juicio abreviado, diez personas aceptaron condenas de seis años de cárcel. Esta organización delictiva tenía su base en Iguazú en mediante los seguimientos hechos durante varios meses por la Gendarmería Nacional envió al menos tres encomiendas durante 2017 con distintas cantidades de marihuana a Catamarca, La Rioja y La Plata.

Mediante un acuerdo de juicio abreviado con la fiscalía del Tribunal Federal de Posadas la pena de 6 años de prisión por el delito de transporte de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas.

Este acuerdo fue hecho semanas atrás entre los distintos abogados defensores de los imputados y la fiscal Vivian Barbosa.

Se espera que lo resuelto sea homologado por los miembros del tribunal, conformado por los magistrados Manuel de Jesús Moreira, Fermín Amado Celeroni y Lucrecia Rojas de Badaró. Los dos últimos como jueces subrogantes.

Los imputados fueron identificados como Juan Marcos “Pipa” Brites (29) - presunto líder de la banda-,  Emanuel Yonathan Brites, Derlis Demetrio Ferreira Giménez, Patricia Noemí Gómez, Ángel Facundo Barrionuevo, Lautaro Tabaré Condón Yantani, Jonatan Alexis Aguirre, Héctor Eduardo Londini, Dante Nilo Brites y Hugo Hernán Chamorro Balbuena.

En el caso de los dos primeros, sus penas acordadas superaron los seis años de cárcel: 6 años y medio, y 6 años y 1 mes.

Durante las distintas investigaciones realizadas a lo largo de la instrucción de la causa se pudo determinar el rol de cada uno de los acusados. Y también cómo funcionaban las maniobras para evadir los distintos controles federales.

Según transcendió, la logística y operatividad de la banda era recibir periódicamente importantes cantidades de marihuana que provenía de Paraguay. Luego eran acopiadas en los inmuebles de varios de los acusados, ubicados en distintos barrios de la Ciudad de la Iguazú.

A partir de una investigación hecho por personal de Gendarmería se logró detectar que un tal Pipa Brites, mantenía diversas comunicaciones con otros tres misioneros que al parecer alquilaban un inmueble en La Rioja

Se realizaron escuchas telefónicas y se pudo advertir que estas personas estarían relacionadas al envío y recepción de droga, bajo la apariencia de encomiendas que eran despachadas desde Puerto Iguazú, acondicionadas dentro de cajas de juguetes, artículos de electrónica y electrodomésticos.