Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines fue quien alertó de esta situación, añadiendo además que se vive lo mismo en el sector Foresto Industrial, que si bien no es grave pero podría tornarse complicada en los meses siguientes.

Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA), declaró que la falta de combustibles es real pero que principalmente se da en cuanto a las naftas y con el gasoil. Remarcó también que las características de la época del año en relación al consumo de combustibles, son un factor a tener en cuenta: “En esta época de vacaciones del personal entonces es un momento donde no hay mucho consumo para logística”, expresó.

Si bien reconoció que hay situaciones donde al sector le cuesta abastecerse de combustible, contó que el panorama aún no es grave: “No es que hay un flete que no sale o que existe un desabastecimiento”.

Queiroz expuso la situación respecto de la falta de nafta en Eldorado, ciudad donde reside: “Hay vehículos que no están transitando porque no hay combustible, se le carga a mucha gente que viene de otros países”. Respecto a esto expuso que se debe a las consecuencias de lo que ocurre en Puerto Iguazú. “Estamos recibiendo las consecuencias de todo lo que está pasando en Iguazú, porque aunque no crean, mucha gente está cargando combustible acá (unos 100 kilómetros de distancia), gente que va hasta Wanda, Puerto Esperanza y lamentablemente tienen que venir hasta acá”, comentó.

Resaltando las principales cuestiones que profundizan esta situación mencionó a los subsidios estatales que contienen los precios y la diferencia cambiaria con los países fronterizos. En sintonía, alegó que es una situación característica de una ciudad de frontera “los argentinos lo hemos hecho, consumir determinados productos cuando la diferencia de cambio convenía y ahora hay que bancarse que sea al revés”, expresó.

Automovilistas iguazuenses se trasladan a Eldorado para cargar combustible. Foto: Misiones Online

Asimismo expresó que se trata de un problema muy grave: “Es una provincia con muchas fronteras y se soluciona con muchísimo más control para evitar el ingreso de mercadería de contrabando, y también que seamos todos responsables”. Se mostró preocupado por la situación respecto del comercio ilegal de productos y aseguró que “el tema del contrabando nos preocupa y nos ocupa a todos los empresarios porque lo sufrimos”.