Como en casi todas las provincias, la escases de lluvias de los últimos meses dificulta el suministro de servicio de agua potable por parte de las cooperativas. En el caso de Puerto Libertas las 10 perforaciones existentes no dan a basto, por lo que planifican realizar nuevas.

Son casi 2 mil los usuarios de la Cooperativa de Servicios Públicos de Puerto Libertad, quien comenzó a racionalizar el servicio en los distintos barrios, con una provisión de lunes a viernes de 8 a 17 horas. La entidad espera además por la obra de la provisión de agua desde el lago Uruguaí, a través del acueducto de 3 kilómetros y medio que significará una solución al problema

"Recibimos en el momento más crítico, la inestimable colaboración de los Bomberos Voluntarios para el llenado de los tanques elevados en los barrios con más carencias. Actualmente seguimos con esa modalidad en los lugares que se necesita este servicio, pero con personal de la Cooperativa", indicó el tesorero de la entidad Carlos Miguel Giménez.