En el actual contexto de aislamiento y distanciamiento obligatorio que transita la sociedad, son muchas las personas que deciden transgredir las normas preventivas.

Ejemplo de ello lo pudieron presenciar los efectivos policiales de la localidad de Puerto Iguazú, cuando intervinieron una fiesta clandestina en horas de la madrugada de este 27 de septiembre.

El evento se desarrolló sobre la calle Tomas de Rocamora y en el mismo participaron aproximadamente 40 personas.

Segun las fuentes policiales, el propietario de la vivienda fue quien organizó la fiesta, por lo que -despues de haberse suspendido la misma-, el mismo recibió el acta correspondiente con intervención de la Justicia.