Los Bomberos Voluntarios de Puerto Iguazú asistieron el lunes por la noche a un trabajador se había caído dentro de un pozo de aproximadamente seis metros de profundidad, en la zona industrial. Fue el grupo GERSI, encargados de rescate en altura y profundidad el que se dirigió al lugar.

Tras observar la geografía del pozo, comenzaron el descenso con la técnica rappel. Una vez en su interior, inmovilizaron con cuello cervical al hombre, lo aseguraron en una tabla rígida en la canasta de rescate y lo elevaron mediante el sistema de tracción hasta la superficie.

Una vez liberado, el trabajador fue trasladado al hospital en una ambulancia. La víctima terminó con varias lesiones, aparentemente fractura de brazo y escoriaciones en la región de la cabeza.