Mientras la ciudad de Puerto Iguazú continúa padeciendo la falta de agua potable debido al bajo caudal del río Iguazú, el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS), informó que se instalaron equipos flotantes para impulsar el liquido hacia las tomas para abastecer a las plantas potabilizadoras y sumarlas a la red domiciliaria. Son tres los equipos que bombean el agua cruda la planta potabilizadora, publicó La Voz de Cataratas.

"Se logró en poner en funcionamiento un equipo de 175hp con una bomba. Estamos trabajando para poner en funcionamiento una bomba mayor", informaron desde el instituto.

La planta en estos momentos se alimenta del rio Iguazú con un equipo y del arroyo Mbocaí con una bomba, a fin de producir unos 700 metros cúbicos por hora para abastecer a la red y llegar a todos los barrios de la ciudad.

El problema se suscitó por la bajante del río debido a la falta de lluvias y principalmente al cierre de las compuertas de las dos represas hidroeléctricas que Brasil tiene instaladas río arriba, para favorecer la generación de electricidad.