La madre del alumno de séptimo grado que fue víctima de grooming en Puerto Iguazú manifestó que quiere la exoneración del docente y que se lo inhabilite a continuar dando clases. El hombre de 42 años ejercía como maestro en la Escuela n°412 y acosaba mediante teléfono celular a uno de sus alumnos, de 13 años.

Tras el hecho, el sujeto identificado como Pablo P.S. fue imputado por el magistrado Martín Brítes en el Juzgado de Instrucción n°3 y se le impuso la restricción de dar clases hasta tanto haya una condena firme así como también tiene prohibido acercarse a menores de edad.

La progenitora de la víctima, Patricia Z., manifestó que se siente preocupada ya que si bien fue separado de su cargo como docente, precisó que fue visto cumpliendo tareas administrativas en el Hospital Samic de Iguazú donde expresó que "también hay menores".

Precisó que además de acosar a su hijo vía teléfono celular, también lo hacía en el aula mientras el chico concurría a clase y aseguró que el jovencito atraviesa por una difícil etapa tras el hecho. Sostuvo que en los textos el pervertido hacía referencia a las partes íntimas del menor e indicó que lo manipuló haciendo uso de una figura paterna.

La semana próxima el jovencito declarará en Cámara Gesell por disposición del juez interviniente.