Pese a que se le designó un defensor, decidió no expresarse ante el magistrado de Instrucción n°3 de Puerto Iguazú. Por ello es que continuará detenido, aunque no descartan que pueda esperar en libertad hasta el proceso penal. La condena prevé entre 3 y 6 años de prisión efectiva.

Al momento del accidente se constató que el hombre de 23 años tenía 1,04 de alcohol en sangre, lo que significa más del doble de lo permitido. El siniestro se produjo el último domingo alrededor de las 6 de la mañana sobre la avenida Tres Fronteras: como resultado del choque, uno de los tres peatones perdió la vida y otro quedó en grave estado.

Aún resta conocer las pericias accidentológicas del hecho para establecer la velocidad a la que conducía y en qué estado manejaba el coche, ya que algunos testigos señalaron que corría una picada. Si se confirma esta hipótesis, la imputación puede cambiar y el panorama sería aún más complicada.

El desenlace fatal ocurrió el domingo 21 de julio cerca de las 6 de la mañana en la avenida Tres Fronteras, cuando un Renault Logan perdió el control y embistió a tres peatones oriundos de Salta. Estos se hallaban trabajando en las obras del aeropuerto de Iguazú y fueron identificados como Fabián M. de 38 años, Sebastián C., mayor de edad y Gustavo Daniel Morales de 46 años. Este último fue quien perdió la vida.