Marta Lázzaro es profesora de educación física y trabaja con grupos de todas las edades. Da clases de carrera sobre patines, un deporte diferente en donde logra transmitir valores deportivos y para la vida.

//Mira también Franco Silva, el artista de Guaymallén que demuestra que nada es imposible

La docente trabaja con grupos que van desde los seis hasta los 17 años en el polideportivo Quino del departamento de Guaymallén. Por su lado, la docente tiene su escuela de patín donde no hay límite de edad. Tiene grupos para todas las edades, incluso de adultos que patinan y entrenan con ella.

“Creo que el deporte es importante desde temprana edad porque ayuda a la formación de una persona en su integridad”, comentó la entrenadora a Vía Mendoza respecto al grupo que tiene con las pequeñas.

“El deporte es salud, te transmite valores, personalidad, solidaridad y te lleva por un camino de vida sano. En este ámbito intento compartir la importante de la amistad, de conocer nuestros limites en el deporte para poder trasladarlo a la vida cotidiana”, indicó.

//Mira también Presentaron los proyectos finalistas del concurso Noche de Luz y Fuego de Guaymallén

“Los encuentros que hago nos llenan de felicidad. Tengo muchos niños con buen futuro”, dijo. Marta no ve a su trabajo como tal, sino más bien como una pasión. “Me llena el alma, es mi pasión y mi vida entera. Mis hijos me acompañan siempre y comparten esta loca manera de vivir”, añadió.

Docente con dos de sus pequeñas alumnas de carrera sobre patines.

Una vida sobre ruedas

Marta Lázzaro es, además, entrenadora de Atletismo y ex representante del seleccionado Nacional de patín carrera.

La docente patina desde que tiene cinco años en su provincia natal, Buenos Aires. Comenzó en un Club de barrio y concluyó su carrera deportiva cuando tenía cerca de 30 años en el Club River Plate.

Su último trabajo en la institución fue como entrenadora de la escuela. Estuvo en la selección Nacional desde 1992 a 1996. Luego, se mudó a Mendoza y reside en la provincia hace 21 años donde asegura que empezó “de cero”.