Las mascotas suelen ser animalitos que no solamente ingresan a nuestro hogar, sino que también se ganan un lugar en nuestro corazón. Fue lo que le pasó a una guaymallina cuando adoptó a una gatita callejera. Tristemente, fue atropellada y pide ayuda para que su mascota pueda sobrevivir.

Se trata de la gatita Kira y su humana Gisela Calderón, quien adoptó a la gatita en mayo del 2021. El viernes pasado la gata fue atropellada y ahora necesita una operación para salvarle la vida.

Una más de la familia

Kira llegó a la vida de Gisela inesperadamente. “Llegó un día frío a la ventana de mi casa, estuvo intentando entrar, hasta que la dejamos pasar”, contó Gisela a Vía Mendoza.

Al momento pensaron que ya tenía dueño, pero luego de buscar por las redes sociales, no dieron con nadie. Además, la gata se había instalado en su casa y logró conquistar a Gisela.

El viernes pasado la gata fue atropellada. La encontraron las vecinas de la guaymallina, tirada debajo de un auto y decidieron llevarla a la veterinaria. Estas mujeres le avisaron a Gisela y cuando fui a corroborar, definitivamente era Kira.

Era una gatita muy traviesa, que llegó de una manera totalmente inesperada a la vida de Gisela. Hoy lucha por su vida y su movilidad. Foto: Gentileza

Fue desesperante para Gisela, ya que la gatita no movía sus patitas, además de tener una molestia muy notable. Fueron a hacerle placas y ahí descubrieron que tiene varias facturas en la cadera y que por esa razón sus intestinos y ano están comprimidos, lo que implican severas complicaciones.

Le indicaron a Gisela que la mejor opción para Kira es una operación. “Quiero que tenga una mejor calidad de vida, era una gatita bastante activa. No podemos demorarla tanto porque sería riesgoso”, expresó la joven.

El tema es que se trata de una operación costosa. Entre la intervención, la anestesia y cuidado pre/pos quirúrgico, el presupuesto llega a los $50.000.

Por más que trabaje no llego con el total de la operación, tendría que trabajar 2 o 3 meses dando todo el sueldo. En mi casa están cooperando todos también, pero es imposible llegar”, dijo la joven.

Además, tiene la ayuda de dos vecinas, quienes le animaron a pedir ayuda para su Kira. Decidieron montar una campaña, divulgando lo que le sucedió a su gatita. Hasta el momento han juntado $16.000 aproximadamente.

Era una gatita muy activa, es muy triste para Gisela ver a su compañera así. Foto: Gentileza

Es una gatita muy tierna y a pesar de todo, sigue buscando nuestro cariño”, concluyó Gisela.

Para ayudar a Kira y Gisela, pueden donar al mercadopago alias bonos.ejes.siga.mp. Toda colaboración suma para la operación de la gatita.