La medida ordenada por el juez federal de Concepción del Uruguay Pablo Seró, se lleva a cabo este lunes 30 y martes 31 de agosto. Se trata de una búsqueda histórica tras las denuncias expuestas en un trabajo periodístico del periodista Fabián Magnotta en su libro “El lugar perfecto”.

En este sentido la Justicia Federal de Entre Ríos dispuso que se lleve a cabo exhumaciones en el cementerio de la localidad de Villa Paranacito, Islas del Ibicuy, en el marco de la causa que se instruye por “los vuelos de muerte” que se realizaron en esa provincia durante la última dictadura cívico militar. El objetivo del procedimiento es identificar nueve (9) cuerpos que se encuentran enterrados como NN en esa necrópolis en tiempos de la represión ilegal.

También se indicó que en dicho procedimiento intervendrán integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense, quienes llevarán a cabo las exhumaciones, extraerán muestras para ser cotejadas con su banco de datos genéticos, y establecer si se trata de víctimas que pudieron ser arrojadas desde aviones o helicópteros a las aguas del Paraná, como parte de los denominados “vuelos de la muerte” que se llevaron a cabo en esa zona.

La decisión de llevar a cabo estas tareas de remoción en el cementerio surge tras la declaración que el pasado 2 de marzo de este año brindó ante el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, Román Venancio, un trabajador que durante la última dictadura se desempeñó como sepulturero. “Venancio” había contado que en distintos intervalos, efectivos de la Prefectura que se desplazaban en lanchas por esa zona del delta del Paraná, en el sur de Entre Ríos, trasladando al campo santo bolsas de nylon y que habrán sido enterradas en distintos sectores como NN.

El testigo, habría expuesto que los cuerpos habrían sido encontrados flotando en el río, y en un caso recordó que los prefectos le contaron que uno de ellos había estado colgado de un árbol. También aseguró haber visto una mujer entre las víctimas, otra que tenía un disparo en la cabeza y un cuerpo que según le contaron “se había ahogado” en las aguas del río Paraná.

Estas exhumaciones pueden ser un punto central para avanzar con esta causa. Creemos que si logramos identificar a esos cuerpos como el de alguna persona que está desaparecida y pasó por algún centro de detención ilegal podemos avanzar con imputaciones”, señaló la fiscal federal de Concepción del Uruguay Josefina Minatta, que instruye en esta causa.

Además de estas exhumaciones que comienzan este lunes, la Justicia federal ordenó señalizar tumbas en el cementerio de Ibicuy, donde podría haber más víctimas de los vuelos de la muerte enterrados como NN. Fuente: Télam