La Municipalidad de Colón viene implementando desde hace más de un año profundos cambios en la calidad del servicio que se brinda en los comedores de las distintas sedes barriales de la ciudad. Pero además se puso en marcha un plan de renovación, arreglos o ampliaciones en las distintas sedes para que el personal cuente con las comodidades necesarias en los espacios de trabajo.

Se brinda un promedio diario de mil viandas con menúes no solo variados sino además balanceados nutricionalmente con el asesoramiento de una especialista.

Comedores comunitarios de Colón ER

Al respecto Daniela Tuyaré, coordinadora de los comedores barriales, explicó; “Si bien son platos que están muy bien en nutrición, calidad y cantidad, se asesora a las cocineras para la combinación de alimentos, para que además de completo el menú sea saludable y nutritivo.

En la sede Medalla  Milagrosa por ejemplo, Nadia, una de las cocineras, comentó: “Estamos equipando con utensilios y electrodomésticos las sedes, y se capacitó además a las cocineras con el asesoramiento de una nutricionista y de un chef profesional en el manejo saludable de los alimentos y de los utensilios”. “Elaboramos con mucha carne y mucha verdura, postre también, todas las semanas se varían los menúes, implementando por ejemplo sopa en esta época que empieza el frío, son alrededor de 220 viandas todos los días” señaló.

Por su parte Liliana de la sede Libertad afirmó: “Tenemos toda la mercadería que se necesita, todos los días hacemos algo diferente, se hacen hamburguesas, pizzas, postres variados todos los días”. “Somos cuatro y se trabaja muy bien, nosotros hemos pedido una cocina, hacer una mesada y muebles para tener más espacio y trabajar más cómodas, así que esperamos las novedades” sostuvo.