Por primera vez sonó la campana de la esperanza en el Hospital de Gualeguaychú

Daiana es la primera paciente en terminar sus sesiones de quimioterapia en este nosocomio público. Por su lucha y esfuerzo para tratar la enfermedad fue reconocida por el servicio de Oncología.

Diana hizo sonar la campana de la esperanza en el Hospital de Gualeguaychú
Diana hizo sonar la campana de la esperanza en el Hospital de Gualeguaychú Foto: Prensa Hospital

Ha pocos días de instalarse una campana en el Servicio de Oncología del Hospital Centenario de la ciudad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, se pudieron escuchar los campanos por primera vez, gracias al esfuerzo de Daiana, que culminó su tratamiento de quimioterapia.

El Gobierno dispuso que los médicos podrán sugerir marcas de medicamentos en las recetas

La joven mamá de 36 años de edad, fue diagnosticada en octubre del 2022, y este lunes culminó con una etapa muy importante de su tratamiento Oncológico por lo que tocó la campana tan significante para este proceso. ”Para algunos no significa nada, pero para nosotros es mucho porque lo estamos esperando, terminé mi quimio, siento mucho alivio y felicidad”, expresó la paciente entrerriana.

Por primera vez sonó la campana de la esperanza en el Hospital de Gualeguaychú
Por primera vez sonó la campana de la esperanza en el Hospital de Gualeguaychú Foto: Prensa Hospital

Diana además fue agradecida con los profesionales médicos y personal del Hospital Gualeguaychú: “Desde el momento cero ellos estuvieron al lado mío, son mi familia”, expresó.

Por su parte, el jefe del Servicio de Oncología Franco Ramello sostuvo que: “Se busca que el paciente sienta que es una etapa terminada y que genere en el resto de la gente que está en el servicio que todo pasa. Que puede atreverse a ponerle límite a la enfermedad transitando las etapas de la quimioterapia”.

“Esto hace participe al resto de los pacientes. Son muchas horas que pasan sentados en los sillones y que uno termine su tratamiento da mucha alegría a todos, tanto a los que trabajamos como a los pacientes”, dijo el médico.

Es algo que tiene que estimular al que está pasando por esa situación, saber que el tratamiento puede tener una finalización, ese es el motivo de la campana. Si bien es algo que parece intrascendente para el paciente, genera un alivio, una sensación de gratitud y de felicidad muy importante”, concluyó Ramello.

Temas Relacionados