El Comité de Organización de Emergencia Sanitaria (COES) de Gualeguaychú volvió a reunirse este martes 2 de febrero. Se indicó que la curva de contagios es descendente.

En el encuentro, que contó con la presencia de autoridades municipales, representantes de efectores públicos - privados, especialistas de diferentes áreas y las autoridades del Hospital Centenario, el infectólogo Dr. Ignacio Bourlot detalló que “los casos vienen con una disminución marcada y la tendencia indicaría que sigan bajando, aunque hay que ser cautos y observar cómo transcurre esta semana”.

Hospital Centenario Gualeguaychú

En la misma línea, planteó “se está descongestionando la ocupación de camas de internación moderada”, pero aún “preocupa la ocupación de camas de terapia intensiva”.

Asimismo, se destacó que la capacidad de atención del Hospital Centenario “está preparada para febrero de la misma manera en que se pudo afrontar y dar respuesta en el peor momento de la pandemia durante los primeros días de enero”.

En cuanto al descenso de la curva de contagios, se informó que en las últimas dos semanas (del 18 al 31 de enero) se registraron en la ciudad 604 casos, 187 menos que los 14 días anteriores (del 4 a al 17 de enero), cuando detectaron 791. Es decir que el promedio de casos diarios bajó de 56,5 a 43,1.

Para sostener y profundizar la disminución de contagios, los integrantes del Coes Local acordaron que es conveniente mantener las restricciones de circulación nocturna y del número de participantes de las reuniones sociales.

Por otra parte, autoridades municipales anticiparon que de cara al fin de semana largo de carnaval se planificarán operativos en distintos puntos de la ciudad, con el despliegue del personal de defensa civil. A su vez, aseguraron que habrá controles para que las playas y distintos complejos cumplan con el aforo permitido.

Finalmente, los especialistas resaltaron la necesidad de que la merma de casos no provoque un relajamiento en la población en cuanto a las medidas de cuidado, e insistieron una vez más en la importancia de cumplir con el distanciamiento social, el uso del tapaboca y el lavado de manos para evitar un futuro rebrote y que el sistema sanitario vuelva a estar en tensión.