El diputado provincial, Nicolás Mattiauda (Pro Cambiemos), le pidió al gobernador Gustavo Bordet, que no haga oídos sordos ni mire para otro lado ante el reclamo público que efectuaron este sábado médicos y agentes de la salud exigiendo mejores condiciones laborales.


Se trata de pedido realizado por el diputado provincial, Nicolás Mattiauda (Pro – Cambiemos), le pidió al gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, que “no haga oídos sordos ni mire para otro lado” ante el reclamo público que efectuaron este sábado médicos y agentes de la salud exigiendo mejores condiciones laborales, y solicitó en ese sentido la rápida aprobación de un proyecto de Ley de su autoría para asegurar la entrega de equipamiento preventivo adecuado a los trabajadores de esa área y de la policía.

Diputado provincial – Nicolás Mattiauda (Gualeguaychú)
Crédito: Web

Ante la movilización de profesionales y agentes de la salud en diversos puntos del país, incluida la provincia, el legislador remarcó que la protestadejó en evidencia el relato del gobernador acerca de la millonaria inversión realizada en el sistema sanitario”, y agregó que “expone una situación deficitaria en infraestructura, recursos humanos, equipamiento y salarios que se advierte hace muchos años y se profundiza en plena pandemia”.

Bordet no puede desconocer la real situación del sistema de salud por más que haya destinado miles de recursos para reforzarlo y mejorarlo en los últimos meses, por eso le pido que no haga oídos sordos ni mire para otro lado ante los genuinos reclamos”, insistió el legislador de Gualeguaychú.

En ese marco, Mattiauda solicitó la urgente aprobación del proyecto de Ley de su autoría para que el gobierno de Entre Ríos asegure la entrega de todos los elementos de prevención necesarios a los agentes de salud y de la policía, todos considerados servicios esenciales, para que puedan desarrollar las tareas correspondientes a cada área minimizando la posibilidad de ser contagiados con el COVID-19.

Resulta insoslayable asegurar una adecuada protección (del personal de la salud y de las fuerzas de seguridad) atento a las tareas esenciales, imprescindibles e insustituibles de control, prevención, traslado y tratamiento epidemiológico, que realizan para combatir y superar las contingencias generadas por el COVID-19”, fundamentó el diputado en el proyecto que fue presentado a principios de mayo en la Cámara Baja (expediente N°24113) y fue girado a la comisión de salud donde aún no ha sido analizado.

La emergencia exige la implementación legislativa de estas medidas para asegurar una adecuada prestación de las actividades, lo cual beneficiará no solo a los agentes de la salud sino a la comunidad en su conjunto, al asegurarle el desarrollo ininterrumpido y constante de los servicios sanitarios”, insistió Mattiauda.




Comentarios