Asegura que no consumió alcohol, sino que ese bajo dosaje se produjo por un problema metabólico. Por la alcoholemia positiva la empresa lo suspendió por tres meses sin goce de sueldo.


El hombre perdió su licencia nacional para conducir colectivos de larga distancia en un operativo de la CNRT en la terminal de la provincia de Corrientes. El exámen arrojó 0,07 gramos de alcohol en sangre.  

Chofer en Plaza San Martín
Crédito: El Argentino

Rubén Morales, con 21 años en la actividad, vive uno de los momentos más difíciles de su carrera como chofer, tras dar positivo un control de alcoholemia, con 0,07 qué para los choferes es 0,00 g/l (alcohol en sangre).

Fue suspendido por tres meses sin goce de sueldo hasta que La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) que tiene como objetivo, controlar y fiscalizar el transporte terrestre de jurisdicción nacional, le devuelva la licencia nacional.

El hecho ocurrió el pasado 9 de mayo a las 06:18 horas, cuando Morales y su compañero debían trasladar pasajeros desde la terminal de Corrientes (capital) para Gualeguaychú, cuando fueron inspeccionados por el organismo.

Los chofer que suele hacer el recorrido habitual de Gualeguaychú a Corrientes, se sometió a uno de los controles al azar cuando llegó a la terminal, 6:18 primera prueba que arrojó 0,07 gramos en sangre, 15 minutos después segundo control da 0,06. Fue ahí cuando debió entregar la licencia de conductor.

Asegura que no consume alcohol, esta semana se manifestó en la plaza principal de la ciudad reclamando que le devuelvan su licencia de conducir; “Hoy estoy en la plaza, primero porque tengo a una familia, tengo tres hijos, dos nenas que están en el colegio, y quiero darle la tranquilidad a ellos. Mi familia me dice que estoy luchando contra un monstruo como es la CNRT, donde estuve el martes, luego de apelar la medida, y un funcionario de ese organismo me trató de borracho”. “Quiero limpiar mi buen nombre y honor”.  

En reiteradas entrevistas a medios locales, el chofer asegura que no consumió alcohol, y que la noche anterior había ingerido dos bayaspirinas y posteriórmente una manzana. Fruta que en el estómago podría causar fermentación a través de sus jugos gástricos, produciendo un dosaje de hasta 0,06 alcohol en sangre. 

La CNRT le retuvo la licencia nacional por tres meses, la empresa donde prestaba servícios lo suspendió con tres meses sin sueldo. Morales lleva más de 20 días en esta situación y viviendo de changas.




Comentarios