Para tener, para guardar y para compartir: receta de hamburguesas caseras en pocos pasos

Las hamburguesas caseras no solo ofrecen sabor y versatilidad en la cocina, sino que también se convierten en aliadas prácticas para planificar las comidas diarias.

Para tener, para guardar y para compartir: receta de hamburguesas caseras en pocos pasos.
Para tener, para guardar y para compartir: receta de hamburguesas caseras en pocos pasos.

En la búsqueda de opciones prácticas y sabrosas, las hamburguesas caseras son una de las mejores soluciones para las comidas semanales. Descubrí la receta súper rendidora y conocé cómo cómo su dividirlas para conservar en el freezer.

HAMBURGUESA. Sin cocinar. Imagen ilustrativa (AP/Jim Cole/Archivo).
HAMBURGUESA. Sin cocinar. Imagen ilustrativa (AP/Jim Cole/Archivo).

RECETA DE HAMBURGUESAS CASERAS

Las hamburguesas caseras no solo ofrecen un sabor auténtico, sino que también se convierten en un elemento clave para organizar las comidas de la semana. Dividir la preparación de hamburguesas y conservarlas en el freezer es una estrategia inteligente para asegurar una opción práctica y rápida para las viandas diarias.

INGREDIENTES

  • 1 kilogramo de carne picada
  • 1 cebolla picada finamente
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de pan rallado o avena
  • Sal y pimienta al gusto
  • Condimentos opcionales: pimentón, orégano, comino, etc.
  • Aceite de oliva (para cocinar)

PREPARACIÓN

  • En un bowl grande, mezclar la carne picada, la cebolla, el ajo, el huevo, el pan rallado o la avena y los condimentos elegidos.
  • Amasar suavemente la mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.
  • Dividir la mezcla en porciones iguales y forma hamburguesas del tamaño deseado.
  • Calentar una sartén o una plancha bifera con un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. También podés hacerlas al horno.
  • Cocinar las hamburguesas, aproximadamente 3-4 minutos por lado o hasta que estén doradas por fuera y cocidas por dentro.

CÓMO CONSERVAR LAS HAMBURGUESAS CASERAS

Una vez cocidas, las hamburguesas pueden ser conservadas fácilmente en el freezer. Para hacerlo, colocá las hamburguesas ya frías en una bandeja o placa, separadas entre sí, y metelas al congelador.

Una vez que estén congeladas, guardalas en bolsas o recipientes aptos para freezer, asegurándote de separarlas con papel de horno o separadores de nylon para evitar que se peguen entre sí.

Al descongelarlas, podés hacerlo directamente en la heladera durante la noche anterior. Luego, simplemente cocinalas como lo harías con hamburguesas frescas.

Esta técnica permite tener una reserva de hamburguesas listas para consumir en cualquier momento, agilizando la preparación de las viandas semanales y garantizando una opción casera, sabrosa y económica para tus comidas diarias.

Temas Relacionados