“Noches felices, mañanas tristes” dice el dicho popular, y de eso nos acordamos cuando pensamos qué beber y qué comer después de una noche larga y con copas de más. Sentimos apetito pero a la vez no, la cabeza estalla en mil partes y el estómago está envuelto entre las llamas. Para combatir la resaca post-fiesta, no solo se deberán evitar las comidas pesadas sino que se podrá tener en cuenta un listado de alimentos puntuales para desintoxicar nuestro cuerpo sin tomar ningún remedio.

Leche. La bebida indicada para combatir la acidez. También sus derivados como el yogur. Es lo ideal para dejar de sentir malestar en el estómago.

Banana. Al ingerir importante cantidad de alcohol, perdemos hidratación y, por ende, disminuye el potasio. Por eso el día después se siente cansancio y hasta nauseas. Comer banana será un alivio reparador.

Arroz. Los hidratos de carbono elevarán los niveles de azúcar en sangre y te asentarán el estómago. Las opciones son arroz, puré o tostadas. Es imprescindible evitar los alimentos con mucha sal.

La leche es una buena ingesta para curar la resaca.

Bebidas deportivas. Además de tomar agua, es bueno consumir bebidas deportivas para recuperar sales, minerales y mimar al cuerpo castigado.

Atún. Se recomienda este alimento porque elimina las toxinas de manera natural. Además, es una fuente de vitaminas antioxidantes.

Espinaca. Es fuente natural de ácido fólico, sulfuro y vitamina C, compuestos que ayudan a reponerse del malestar.

Naranja y frutas ricas en agua. La fructosa ayuda al hígado en su tarea de metabolizar el alcohol y sus niveles de líquidos rehidratan rápidamente.

A pesar de que estos alimentos pueden aliviar los malos síntomas siempre es recomendable beber con moderación. Es lo único que nos va a permitir tener un cuerpo saludable y evitar futuros malestares.