Llega la Navidad y es sabido que es la hora de la perdición con la comida. El famoso Vittel Toné, el pan dulce, el clásico turrón y los piononos son tan irresistibles como enemigos de cualquier dieta. Sin embargo, ¿Quién dijo que la Navidad debe ser sinónimo de diez mil calorías? El chef Mauro Massimino, pionero de la cocina vegetariana en la Argentina y conductor del ciclo “Navidad más sana, más rica” (El Gourmet) habló con el equipo de Vía País y reveló los secretos para sobrellevar la festividad de la manera más saludable y deliciosa.

Según el profesional, la cocina vegetariana es más rica que la común y es un mito el hecho de que sea “más cara, más compleja y menos práctica”. “En todo caso hay que saber que es más caro porque el producto tiene otro cuidado, y eso es para vos”, expresó. Según el, se trata de entender qué es la alimentación y qué elegís para llevarla a cabo. “Estamos acostumbrados a que siempre tiene que haber algo refinado o algo con carne, cuando es súper rico sentir el verdadero sabor de las frutas y verduras”, estableció.

- Para lucirme...¿Qué aperitivos saludables puedo aportar a la mesa navideña?

Un montón de opciones. Siempre suele aparecer la famosa tarta de jamón y queso o los famosos canapés. En lugar de eso, yo recomiendo unos tartines hechos con algún pan integral o de masa madre. En “Navidad más sana, más rica”, los hice y les puse un montón de cosas naturales; vegetales, quesos, y sin huevo. La clave es dejar de hacer la típica tartita a base de manteca, huevo y leche y hacerla con vegetales asados, tofu, vegetales a base de castañas, etc. Hay otro camino, solo hay que cambiar el chip.

Mauro Massimino y "Navidad más sana, más rica"

- Es difícil eludir los clásicos de la Navidad, el Vittel Toné, pan dulce, el turrón, el pionono de jamón y queso...¿Hay manera de hacerlos versión saludable?

Por supuesto. Por ejemplo, yo hice un pionono de harina integral, que tenía huevo duro, morrón, y un paté de hongos y vegetales. Es súper fresco igual. No siempre tiene que tener de protagonista el jamón, el pollo o el pavo, o los dos kilos de mayonesa. Yo en lugar de eso le puse una mayonesa a base de zanahoria. Puede ser también a base de castañas y de cualquier vegetal. Con los turrones, también hice uno muy natural hecho con miel, azúcar, semillas y frutas secas tostadas arriba. Parece una granola, te queda super natural. Despúes hice una versión del clásico postre helado: base de leche de almendras, fruta natural, castañas, leche, azúcar, miel y vainilla. Hay que licuar todo y mandarlo al congelador. Le podés poner frutos rojos o pistachos. No tiene crema ni huevos, y es súper rápido y fácil.

Pan dulce orgánico
Turrón de frutos secos

- Para cerrar, tus tres platos preferidos de “Navidad más sana, más rica”

El pionono, la tarta de duraznos y los tartines me parecieron super interesantes. Algo que también hice que estuvo bueno fue un budín salado, con vegetales asados, huevo y harina integral. Se puede cortar en rodajas y compartir.

Pionono relleno natural
Tarta de duraznos
Budín salado, por Mauro Massimino