El programa de ingreso administrado tiene a miles de formoseños varados en distintas regiones del país y aunque hablan de excepciones por familiares enfermos la realidad es que esto no sucede.


Carmen Acosta está varada en la localidad de Santa Fe, más precisamente en el municipio de Florencia, límite con la provincia del Chaco. No la dejan entrar a esta última porque no tiene permiso para hacerlo luego a Formosa.

La provincia del Chaco no quiere seguir recibiendo a varados formoseños que luego acampan al costado de la ruta 11 en el municipio de Puerto Eva Perón, límite con General Mansilla en la provincia de Formosa.

Es así que pasa sus días en una estación de servicio junto a su sobrina y el hijo pequeño de esta,  junto a otros formoseños que tampoco pueden seguir viaje.

El caso de Cármen es que tiene a su madre con cáncer y ella quiere pasar sus últimos días acompañándola. Para esto hay excepciones claramente estipuladas el una reglamentación del ingreso administrado pero ni aún así puede conseguir hasta el día de la fecha, que la dejen entrar.

El gobierno de Formosa tiene a miles de compueblanos varados por todo el pais por no haber adaptado en el transcurso de siete meses, la cantidad de recursos edilicios o humanos para que gran parte pudiera realizar la cuarentena dentro de la provincia, inclusive en sus hogares.

Las crisis humanitarias causadas por esta restricción a la libertad ambulatoria, ha tenido varios planteos de Habeas Corpus en la justicia federal, lo cual ha provocado algunos conflictos de poderes entre esta y el gobierno.




Comentarios