Ayer el gobernador y el Ministro de Educación de la Nación dieron inicio a las clases presenciales que comprenden a 10 de las 19 delegaciones de la provincia de Formosa.


El gobernador, Gildo Insfrán y el Ministro de Educación, Nicolás Trotta, inauguraron un complejo educativo en la localidad de Villafañe y dieron por iniciado el retorno a las aulas de manera presencial, después de más de 140 días de cuarentena.

El acto, tuvo lugar en la Escuela provincial de Educación Primaria Nº127 “Capitán Facundo Solari” de la localidad La Picadita y forma parte del plan del gobierno nacional de iniciar las clases en 9 provincias en fase 5 de la cuarentena, donde no haya circulación comunitaria.

Trotta expresó que: “Hoy (por ayer) Formosa da un paso muy importante. Que en una gran parte de los distritos se pueda regresar a las aulas, es una síntesis del esfuerzo que han hecho todas las formoseñas y formoseños, y la comunidad educativa. Quiero saludar especialmente a las maestras, maestros y profesores que a lo largo de estos difíciles meses asumieron el desafío de seguir educando a la distancia”.

Algunos gremios afirman que volverán a las aulas pero solo si se cumplen los protocolos de bioseguridad

Por su parte, el gobernador Insfrán manifestó: “Esta mañana empezamos nuevamente el camino de la educación presencial y a medida que las condiciones sanitarias lo vayan permitiendo iremos habilitando otros establecimientos. Tanto docentes como las comunidades educativas pusieron todo para seguir enseñando y estamos muy contentos de regresar a las escuelas. Desde Formosa seguiremos trabajando con mucha responsabilidad, no solo las autoridades, todo el pueblo, para que esta pandemia no cause el efecto tan terrible que está haciendo en otras partes del mundo”.

Desde la cartera nacional aseguraron que se respetarán los protocolos consensuados con Nación en el marco del Consejo Federal de Educación y se han adecuado los mismos a la realidad edilicia de cada establecimiento. El regreso está programado para aquellas zonas en que las condiciones epidemiológicas garanticen la protección de la salud de estudiantes, familias, docentes y personal no docente y se irán sumando escalonada y progresivamente otras regiones cuando la situación sanitaria lo permita.

La asistencia será por horas y los padres no están obligados a llevar a sus alumnos a la escuela. Las delegaciones que regresan esta semana son Rio Muerto, Matacos, Pirané, Patiño, Belgrano, Pilcomayo, Villa 213, Villafañe y Laishí, habrá reuniones con las delegaciones de El Potrillo y María Cristina.

La semana próxima se espera que se sumen Güemes y San Martín Dos pero de acuerdo a los informes de algunos gremios no oficialistas, gran parte de esas escuelas carecen de los elementos necesarios para el inicio.

Los gremios combativos en la provincia, afirmaron que es la obligación de los docentes volver al aula pero que lo harán si se dan las condiciones y se cumplen los protocolos de bioseguridad en las escuelas.

Criticaron además la decisión inconsulta del Poder Ejecutivo y deslizaron que la improvisación del retorno se da por una necesidad de acceder a los fondos millonarios destinados a las provincias que inicien las clases, alrededor de 2.300 millones de pesos.

Cerraron diciendo que en caso de que los docentes comprueben que no se cumplen las condiciones mínimas de bioseguridad, suspendan el dictado de las clases.




Comentarios