El concejal Devetak presentó un proyecto de ordenanza y un protocolo para que se permita la vuelta a la actividad.


Desde que comenzó la cuarentena en marzo, el transporte urbano de pasajeros no funciona en Esquel. Solo se habilitó el colectivo entre Esquel y Trevelin, pero a nivel local continúa paralizado a pesar de la flexibilización y con las consecuencias que eso provoca.

Concejal Juan Devetk.
foto: eqsnotas.com

En este sentido, el concejal del Partido Justicialista, Juan Devetak, ingresó este martes un proyecto de ordenanza para que se permita el regreso a la actividad. El edil acompañó la iniciativa con un protocolo que las empresas deberían cumplir y facultaría al Ejecutivo para controlar que esas medidas se respeten, al tiempo que impone multas y hasta llegaría a inhabilitar a una compañía si los incumplimientos son reiterados.

La propuesta impulsada por Devetak considera la importancia del servicio para muchos vecinos de la ciudad que necesitan movilizarse a sus puestos de trabajo. Asimismo, remarca que es necesario mantener los empleos que da el sector del transporte.

Dentro del protocolo, establecen la obligatoriedad del uso del tapabocas, la disponibilidad de alcohol en gel para pasajeros y conductores, y la utilización de un solo asiento por fila. También se propone la implementación de un abono de 15 boletos que los usuarios podrían adquirir para minimizar la circulación de dinero en las unidades. Esto último no sería obligatorio, en virtud de que algunas personas solo pueden pagar de a un pasaje por vez.




Comentarios