Luciano Castro se sinceró y habló sobre el acoso callejero que sufre a diario: “Todo tiene un límite”

El actor reveló los incómodos momentos que vive en la calle y de la situación que vivió en Paraguay.

Luciano Castro se sinceró y habló sobre el acoso callejero que sufre a diario: “Todo tiene un límite”
Luciano Castro se sinceró y habló sobre el acoso callejero que sufre a diario: “Todo tiene un límite” Foto: gentileza el intransi

Luciano Castro es uno de los actores más queridos del país. El famoso que está en pareja con Flor Vigna, después de su separación de Sabrina Rojas con quien tiene dos hijos: Esperanza y Fausto. En el último tiempo fue protagonista de varias noticias, en especial lo que están relacionadas con su novia.

Sin embargo, esta vez, el actor se sinceró sobre la cosificación que sufre a diario y reveló lo incómodo que es para él trasladarse en espacio público. Por medio de un móvil a Intrusos, contó cómo fue el incidente que sufrió en Paraguay cuando fue entrevistado por dos periodistas y una de ellas le tocó.

Luciano Castro habló del acoso callejero que sufre todos los días

Ante esta temática no dudó en hablar de su experiencia y cómo le sorprendió que la noticia haya tenido tanta trascendencia. “Fue tan buena la nota que lo tomaron tan bien las chicas, que yo, que tengo esa tendencia a ser cristiano de que la culpa me mata, pensé a esta piba se la hice pasar como el ort* y después pensaba si era mi forma de decirlo, y empezás a buscar el por qué trascendió tanto, pero yo en definitiva no creo haber dicho nada que no sea cierto”.

Además de ser papá de Esperanza y Fausto, sus hijos con Sabrina Rojas, Luciano Castro es papá de Mateo, de 20 años. (Instagram Luciano Castro)
Además de ser papá de Esperanza y Fausto, sus hijos con Sabrina Rojas, Luciano Castro es papá de Mateo, de 20 años. (Instagram Luciano Castro)

Luego le preguntaron cómo lleva el tema de la cosificación, a lo que el actor reveló que sufre tocamientos indebidos y acoso en la calle: “A mí me agarran la verg*, me tocan el culo, las tetas, me tiran besos en la boca, pero todo tiene un límite. Ni siquiera me quejaría de eso, porque la verdad son tantos años que hasta es costumbre ya. Lo que pesa es que se trata ya de un tema sociocultural, de un cambio que nos involucra a todos”.

Luciano señaló que no solo es un caso que le afecta a él, sino que hay muchos hombres que pasan por lo mismo, en especial los que trabajan como actores y deben pasar por esa situación cuando salen del teatro.

Temas Relacionados