Compró un vestido canchero por internet y terminó recibiendo algo similar a una carpeta de mesa

Una joven compró un vestido por internet y la estafaron.
Una joven compró un vestido por internet y la estafaron. Foto: Cronica

La joven compró un vestigo tejido a mano para llevarse a la playa, pero se encontró con una prenda muy diferente.

Las compras online crece año tras año y las estafas por esta clase de prácticas también está en su nivel más alto. Varios países en todo el mundo han intentado endurecer las políticas de privacidad, como de validación para que no sigan creciendo las estafas, pero la única manera real de no caer en la trampa es sacarse todas las dudas posibles antes de realizar el pago y encomendarse a la vida.

En las últimas horas, una joven publicó un posteo en donde contó su historia cuando intentó comprar un vestido hermoso tejido a mano y terminó recibiendo algo similar a una carpeta de mesa o las típicas que tenían las casas de los abuelos en el centro de mesa con un florero. En este caso, la mujer utilizó las redes sociales para mostrar su frustración, ya que estaba muy ilusionada con su comprar, que terminó siendo una estafa.

Qué pasó con la joven que compró un vestido y se viralizó la prenda que le llegó a su casa

Toni Walker, de 25 años, soñaba con poder tener un vestido canchero para disfrutar de sus vacaciones en las hermosas playas de Tailandia. Es sabido que para el verano, lo mejor siempre es tener algo suelto, liviano y siempre que marque tendencia para que la caminata hacia la playa no sea solo un simple camino hacia el mar, sino una pasarela de moda.

Una mujer fue estafada con una compra por internet.
Una mujer fue estafada con una compra por internet. Foto: Cronica

Es lo que intentó hacer esta joven que cuando vio el precio de 11 dólares y un vestido que se podía ver en una foto que estaba tejido a mano, se metió de cabeza a comprarlo. La joven estaba totalmente convencida que había conseguido “la oferta del verano” con ese vestido verde oliva de hilos con el que la iba a romper en las playas de Tailandia.

Sin embargo, el destino le jugó una mala pasada, ya que cuando el paquete llegó a su casa y pudo realmente ver lo que era el vestido se llevó la decepción de su vida. “Es realmente corto y con huecos. Cuando lo saqué de la bolsa estaba tan confundida. Seguía haciéndome reír. Pensé, ‘Um, eso es corto’, así que me lo probé y dije: no. Miré las reseñas y las fotos de la gente y se parecían al sitio web, así que seguí riéndome porque ¿cómo se ve la mía tan diferente? Es literalmente como una blusa corta”, dijo la joven muy dolida por la estafa que sufrió.

Una joven sufrió una estafa cuando compró un vestido por internet.
Una joven sufrió una estafa cuando compró un vestido por internet. Foto: Cronica

Temas Relacionados