El viernes en el barrio San Francisco un hombre fue abordado en su vivienda por tres delincuentes, que a punta de pistola y cuchillo, le robaron el dinero en efectivo que tenía. Los efectivos lograron detener a un sospechoso y otros dos continúan prófugos.

Los delincuentes habían golpeado a la víctima y luego de obtener el dinero escaparon a bordo de un vehículo. Minutos después, uno de los integrantes de la gavilla fue aprehendido por la Policía y parte del botín fue recuperado.

El hecho se produjo durante la madrugada, y la víctima es un hombre de 61 años, quien posee un comercio y un lavadero de automóviles. Cuando se levantó a prepararse para las tareas del día vio que un automóvil Fiat Uno de color gris se había detenido frente a su casa, del que bajaron tres personas encapuchadas con un arma de fuego y un cuchillo.

El hombre primero pensó que se trataba de una broma, hasta que uno de los delincuentes lo golpeó con la culata del arma en la cabeza. Luego revolvieron su vivienda y se apoderaron de una suma cercana a los 30 mil pesos, subieron al auto y huyeron. Pero el hombre alcanzó a ver la patente y la memorizó.

Dada la hora de la madrugada y la poca circulación de vehículos por la cuarentena, una patrulla abocada a tareas de prevención observó el desplazamiento de el auto en el barrio 9 de Julio. Cuando el conductor observó la presencia policial comenzó a huir mientras era perseguido por los uniformados. El vehículo volcó y el delincuente trató escapar a pie, pero fue alcanzado y aprehendido por los efectivos. Allí encontraron la suma de 3.800 pesos, un arma de fuego y un cuchillo del tipo tramontina. En tanto, la Policía busca intensamente a los dos cómplices restantes, para esclarecer por completo el hecho.