Son más de 150 las familias que vivien con temor de ser expulsadas.


Son más de 150 las familias que se encuentran preocupadas por la irresuelta situación irregular de las tierras que ocupan, en el municipio de Pozo Azul. Los ocupantes, algunos llevan más de 40 años viviendo allí, temen por desalojos y hechos que atenten contra su integridad física, luego de la oferta que consideraron inaceptable que recibieron por parte de los propietarios del lote para una posible ocupación del espacio para cultivos en alta escala.

Se trata de una parcela de tierra dentro de la propiedad que pertenece a la empresa Puente Alto o ex Intercontinental y data de varios años atrás cuando se creó la Ley de Arraigo y Colonización. En ese momento eran pocas las familias que ocupaban el espacio, y pudo haberse resuelto si se hubiera realizado el deslinde otorgando a las familias las hectáreas en la que vivían. Sin embargo, no se concretó la expropiación del total de los terrenos, convirtiéndose en un enorme problema que a actualmente afecta a más de 150 familias.

En su momento los involucrados realizaron notas y solicitaron a las autoridades de la Dirección de Tierras y Colonización de Misiones, que se realice la mensura correspondiente y mediante algún acuerdo las familias puedan recibir el título de propiedad, lo que no se concretó. Pasaron los años y el número de personas que se radicaron en el lugar aumentó considerablemente. La preocupación, resurgió la semana última cuando propietarios de las tierras mantuvieron una reunión con los ocupantes.

El encuentro resultó negativo para las familias porque el propietario propuso venderles las tierras a 50 mil pesos por hectárea y cobrarles 20 kilos de carne por cada animal vacuno. Los ocupantes buscarán amparo con los artículos de la mencionada ley para evitar desalojo y la inseguridad




Comentarios