Después de Malvinas, el histórico partido en que Independiente le ganó a Liverpool

por Silvia Brandariz

Fue por la Copa Intercontinental, en 1984, e Independiente tuvo su primera presentación en Japón contra Liverpool.

Se trató del primer partido oficial entre argentinos e ingleses luego de La guerra de Malvinas. Si bien el fútbol se trata de deporte, no estuvo ajeno al contexto político: de hecho, el presidente en ejercicio, Dr. Raúl Alfonsín pidió que no se tome como una revancha personal, En el caso del Liverpool ofreció premios extras.

Se jugó el 9 de diciembre de 1984 y tanta fue la importancia del momento, que el sponsor de la Copa Intercontinental, conocida como Europea – Sudamericana, decidió que, en caso de que hubiera hechos de violencia o jugadas desaconsejadas los premios destinados a la copa se anularían.

Finalmente, como prometieron ambos clubes, la justa trascurrió en paz y la contienda quedó solamente en la cancha. Pero por cierto fue un partido durísimo, pero limpio.

Independiente fue así, el primer equipo argentino en jugar y ganar la Copa Intercontinental en Japón, y también el primero en recibir la Copa Toyota.

Siguiendo parte de su extensa carrera, en 1995 fue el primero en traer la Recopa de Japón y  con la Suruga Bank 2018 ganó su tercera copa en esas tierras.

El partido se jugó con más de 60.000 espectadores en el Estadio Olímpico de Tokio, que luego fue demolido y reemplazado por el Nuevo Estadio Olímpico. Y el público japonés, en gran medida, apoyaba a Independiente.

El técnico fue “El Pato” Pastoriza y los 11 que salieron a la cancha: Goyén; Clausen, Villaverde, Trossero y Enrique; Giusti, Marangoni, Burruchaga y Bochini; Percudani y Barberón. Sobre el final del segundo tiempo ingresó P. Monzón por H. Villaverde.

Se trataba de un equipo de lujo, y muchos lo catalogaron como el mejor de la historia del club. De la partida del Liverpool, que dominó Europa por esos años, con figuras como Ian Rush, Kenny Dalglish, su capitán Phil Neal y Alan Kennedy, un cuadro multicampeón en pleno dominio inglés. Entre 1977 y 1984 ganaron 7 sobre 8 Ligas de Europa.

El gol del título fue de Percudani. Marangoni lo habilitó y Percudani se la llevó en velocidad y definió de zurda ante la salida de Grobbelaar.

Alcanzó el 1 a 0 para coronarlos campeones y disfrutar la gloria.