Este martes, tres hinchas de Boca fueron detenidos en Brasil por realizar actos racistas de cara a los hinchas del Corinthians, en el marco del partido de octavos de final de la Copa Libertadores.

Dos de las detenciones se concretaron bajo la carátula de “injuria racial”, y los hombres podrán pagar una fianza de 20.000 reales -unos 4000 dólares- para ser liberados. Estos fueron identificados haciendo gestos de burla a los brasileños con movimientos similares a los de los simios. El tercero, por su parte, no tendrá el beneficio de la fianza porque su caso fue caratulado como “apología del delito”, ya que se lo grabó haciendo un saludo nazi.

“Decidimos elevar la fianza porque esta Copa Libertadores se ha convertido en un escenario de injuria racial como hace mucho tiempo no se veía”, dijo el comisario de Grandes Eventos, César Saadi, a cargo del operativo de seguridad en el estadio de Corinthians.

En total hubo seis demorados en la comisaría del subsuelo del Neo Química Arena, pero resultaron detenidos tres. Uno de ellos, residente en Brasil y que no portaba documentos, fue filmado por dos hinchas de Corinthians, Gabriel Ferreira y Guilherme Vieira, que lo terminaron denunciando ante las autoridades.

Estamos cansados de que los hinchas de Boca hagan siempre lo mismo con estos ataques racistas”, dijo Ferreira. A su vez, Vieira manifestó que a partir de estos episodios no tenía “ganas de hablar con la prensa argentina ni con ningún argentino”.

Luego de la aprehensión de los hinchaz xeneizes, el Consulado argentino en San Pablo tomó cartas en el asunto.

El comunicado de Corinthians

Luego de conocerse la detención de los hinchas, el club brasileño se manifestó.

El comunicado de Corinthians en Twitter Foto: Twitter

El Corinthians repudia con vehemencia los actos racistas que involucraron a los hinchas argentinos en el Neo Química Arena este martes (28), durante el partido contra Boca Juniors por los octavos de final de la Conmebol Libertadores. Todos fueron llevados puntualmente a una dependencia del estadio.

Estos comportamientos no serán tolerados. Dos de los fanáticos fueron incriminados por insultos raciales y se les dio fianza para su liberación.

Fiel a su historia de lucha, el Corinthians volverá a hacer las denuncias correspondientes, lo que siempre haremos, hasta que ya no sea necesario”.

Boca pidió alejarse de “todo tipo de manifestación racista”

Conscientes de que estas lamentables situaciones suelen darse, el equipo argentino había advertido a su parcialidad al respecto mediante un comunicado.

“En el marco de una nueva serie ante Corinthians de Brasil, por los octavos de final de la Copa Libertadores, Boca Juniors llama una vez más a la reflexión a los hinchas para vivir el partido con la genuina pasión que caracteriza a los xeneizes y lejos de todo tipo de manifestación racista.

Estos partidos que se jugarán hoy en San Pablo y la semana que viene en la Bombonera representan una nueva oportunidad para rechazar cualquier acto xenófobo que vulnere los derechos de cualquier grupo y demostrar el aprendizaje de tristes experiencias recientes, que no sólo causan un daño a la imagen del club sino también a la economía.

Cabe recordar que la Conmebol endureció severamente las multas a los clubes participantes en casos de actos de racismo y la reiteración de estos comportamientos no sólo pueden acarrear penas económicas más grandes sino también hasta la clausura del estadio. Así como también de parte del club este tipo de conductas implican un accionar grave que puede ser pasible de las sanciones más duras previstas por el estatuto, como la expulsión en la condición de socio o socia”.

Sanción para Boca en la previa del partido

Previo al partido, la Conmebol había sancionado a Boca con el pago de una multa de 100 mil dólares por los gestos racistas que realizó uno de sus hinchas en el duelo ante Corinthians de Brasil, en mayo pasado, por la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Las detenciones se dieron en el partido de este martes, en el que Boca igualó 0 a 0 con Cortinthians. Foto: @Libertadores

En esa oportunidad un simpatizante provocó y dirigió “gestos discriminatorios” hacia los hinchas paulistas que llegaron a la Bombonera para presenciar el encuentro.

Esta es la segunda sanción que recibe la entidad de la Ribera en el curso de la presente Libertadores, ya que en una primera oportunidad hubo 30 mil dólares de multa, cuando fue detectado un hincha que hizo gestos similares en Brasil. Entonces, el hincha argentino que viajó hasta San Pablo fue detenido por la policía local y debió abonar una caución de tres mil reales para su posterior liberación.