Toda la extensión frente a la costanera de la ciudad de Esquina, exhibe un panorama distópico. Está seco, arena y tierra donde hasta hace poco se podía apreciar el azul del agua del Río Corriente.

Frente a la costanera esquinense no hay agua, solamente arena.Juan Cruz Velásquez

Las imágenes fueron tomadas por un cronista de la zona y subidas a sus redes sociales para significar el drama de la bajante de todos los ríos en el Nordeste Argentina.

Semanas atrás en el puerto de la Capital provincial se llegó al registro histórico de 1944, menos de 30 centímetros.

La ciudad de Esquina hasta este último viernes registró 0,46 centímetros estacionado. El panorama es igual en casi todos los puertos de la provincia, especialmente los ubicados sobre el río Paraná.

Frente a la costanera esqinense, la nada misma.Juan Cruz Velásquez