El viernes de la semana pasada en horas de la mañana una discusión de tránsito terminó con un fuerte golpe en la cabeza de una nena de 8 años. Todo esto ocurrió en pleno centro de la ciudad de Corrientes donde dos automovilistas llevaron sus diferencias sobre como conducir a un grado de violencia que uno de ellos golpeó el vehículo del otro lastimando a la menor.

Violenta discusión en el tránsito terminó con una nena lastimada.

La nena se desplazaba en el auto conducido por su padre. Cuando llegaron a la intersección de San Luis y Julio se encontró con un utilitario con quien se produjo una discusión donde la menor se llevó la peor parte: el metal impactó en su parietal frontal.

Milagros es la madre de la pequeña Catalina y comentó el martes a Radio Sudamericana que "por poco no tuvo una lesión cerebral", porque el golpe no atravesó las capas internas que protegen el cerebro y que "por un centímetro a un lado u otro no perdió un ojo".

La discusión entre los adultos derivó en que uno de ellos sacara una soga con una punta de hierro y la arrojara sobre el vehículo en que se encontraba la pequeña de 8 años. El caso se viralizó en las redes sociales y la Justicia ya intervino.

Ante esta situación, el padres de la menor y su abuela atacaron al otro conductor: el hombre a golpes de mano y patadas, mientras que la mujer le arrojó agua caliente que llevaba en un termo. Tuvieron que intervenir las personas que fueron testigos ocasionales del hecho a la espera de que llegara la policía y una ambulancia para que atiendan a la menor.