Un nuevo caso de violencia de género fue denunciado este jueves en Córdoba. Se trata de una mujer de Serrano, una localidad ubicada al sur provincial, quien expuso a su expareja en la redes sociales luego de ser agredida frente a su hija de 8 años.

//Mirá también: Córdoba: denunció a su hijo por agredirla y ruega por un botón antipánico

Según relató la joven en sus redes, el papá de la pequeña la arrastó con su vehículo durante casi media cuadra. El hecho ocurrió frente a su hija, quien fue la primera persona en asistir a la mujer. “Ella pensó que yo estaba muerta”, dijo la víctima.

Milagros Padin relató que el hombre llegó a dejar a la nena, quien bajó del auto “llorando y vomitada”. Al pedirle explicaciones, éste subió al vehículo, arrancó con velocidad y arrastró a la mujer por varios metros sobre el asfalto, lo que le provocó heridas en el rostro y en otras partes del cuerpo.

A raíz de estas lesiones, la mujer debió ser asistida por personal médico del Hospital Municipal. Sin embargo, la niña contuvo a su mamá en la calle durante varios minutos hasta que llegó la Policía.

Una historia de violencia

Hace 7 años que me separé del padre de mi nena por razones de violencia física y psicológica. No sólo a mí, sino a miembros de mi familia también. Habiendo de por medio denuncias, exposiciones y restricciones”, comenzó explicando la mujer.

Padín relató el último hecho: “me la baja en un estado terrible y no me daba respuesta a mi pregunta de qué le pasaba a la nena. Estaba como sacado, ni me miraba. Se subió al auto y tenía el vidrio bajo. Le digo que no se vaya y me diga qué tenía la nena. Y en ese momento agarra y acelera con todo y yo quedo colgada y me arrastra varios metros”.

“Aceleró y me arrastró como media cuadra por el pavimento. Y es mi hija lamentablemente la que más sufrió esto, lo vio, y quien pidió auxilio. Yo caí y quedé aturdida. Yo la sentía a ella que gritaba desesperada y decía que yo estaba muerta. Yo la escuchaba pero no le podía responder, porque estaba como aturdida”, manifestó la víctima a Puntal.

La salud de la mujer

La mujer recibió el alta médica el lunes y el martes radicó la denuncia ante la Policía de Serrano. Allí también se enteró que su expareja también había realizado una exposición.

Me hicieron varias placas porque me dolía todo el cuerpo. El lunes al mediodía me dieron el alta porque tengo un hermano con discapacidad y hace de los 12 años que lo tengo a cargo y necesitaba volver a mi casa para asistirlo”, precisó.

//Mirá también: Carlos Nayi sobre la sentencia al Pato Cabrera: “Se condenó la cara visible de la violencia de género”

“Me mantuve en silencio muchos años; todo, por proteger a mi hija. Ahora le pido perdón a ella. Pero esto superó cualquier límite. Necesitamos protegernos de esta persona”, reclamó Milagros.