Una noche que era de festejos terminó mal. Hinchas de Talleres y Boca se enfrentaron en la zona del Patio Olmos, en la capital de Córdoba después de la final de Copa Argentina que se terminó quedando el equipo Xeneize por penales.

En ese emblemático sector, desde muy temprano, se encontraba un nutrido grupo de hinchas de la “T” que se habían reunido a ver el partido en pantallas gigantes, bares y restaurantes. Una vez terminado el encuentro, esos mismos hinchas se reunieron al rededor de la fuente “del perdón” y empezaron a festejar por la campaña de su equipo.

Pero también a esa misma zona se acercaron los hinchas de Boca que quisieron festejar el campeonato logrado. En ese momento empezaron a volar botellas, comenzaron los insultos y algunas personas se cruzaron y empezaron a pelear en plena calle.

Por fortuna la Policía actuó rápido e intervino para separar a los violentos. Como decisión, determinaron sacar a los hinchas de Boca, que eran menos, de la zona.