Se fue Diego Maradona y el fútbol lo llora. Antes, los estadios del fútbol argentino lo homenajearon, en la recorrida como técnico de Gimnasia de La Plata. Y la primera salida con el Lobo fue para visitar a Talleres, en setiembre de 2019.

Y su presencia revolucionó Córdoba. Una ciudad, una provincia, siempre ligada estrechamente a su carrera. Además, la dirigencia Albiazul encabezada por Andrés Fassi lo agasajó, y el estadio a pleno lo recibió de pie con el inconfundible “Maradona, Maradona...”, bajando desde las tribunas y bañando el céped. Aquella noche ganó la T y quedó escolta en la Superliga, pero la estrella fue Diego.

Noche de emociones para el Diez, quien se reencontró con su compadre Daniel Valencia (era padrino de su segunda hija) y contra otras figuras de Talleres como Luis Galván, Miguel Oviedo y Héctor Rodolfo Baley, sus compañeros en la Selección argentina.