Un nuevo paseo se suma a las propuestas turísticas de la ciudad de Córdoba. Se trata de la reapertura del Jardín Botánico de Córdoba, el cual volverá a funcionar de lunes a domingo de 9 a 19. Las visitas se pueden realizar de forma gratuita y sin necesidad de turnos previos, con acceso a los diez paseos al aire libre. Al lugar sólo se puede ingresar con tapabocas y manteniendo la distancia social correspondiente.

En sus seis hectáreas, el Botánico cuenta con distintos recorridos: El Paseo de las Flores, Selva Subtropical, Huerta, Flora Nativa, Pasturas, Trepadoras, Rocallas, Cactus y Árboles Urbanos. Ofrece una laguna artificial con peces carpas, tortugas y un jardín acuático, sin olvidar el Mirador del Arroyo, donde se integran los paseos. También se puede disfrutar del Jardín Zen, un espacio para la reflexión y meditación.

Las instalaciones poseen una sala educativa con acuario, invernadero y juegos infantiles. Además, con fines académicos, mantiene colecciones de plantas debidamente documentadas.

Tras estos diez meses de inactividad, la Municipalidad de Córdoba, a través de la Secretaría de Gestión Ambiental y Sostenibilidad, realizó diversas acciones de mantenimiento del lugar. En primera medida, sobre el puente, se repararon las mallas de las lagunas, además de la extracción de las totoras y de plantas exóticas. También se arregló la huerta orgánica y con todo el material recogido se realizó compost.

Una de las acciones más notorias fue la recuperación del “Paseo de la Selva Subtropical”, que alberga especies de la selva misionera y es uno de los diez recorridos que ofrece las instalaciones ubicadas sobre la calle Yunyent 5491, en barrio Quebrada de las Rosas.

En este sector, se trabajó en la puesta en funcionamiento de la fuente de agua, la instalación de un nuevo sistema de riego, poda y desmalezado del cantero central, extracción de tierra acumulada que tapaba senderos y dañaba estructuras metálicas, el reemplazo de vidrios rotos y la limpieza de los restantes.

Este gran invernadero, de 11 metros de alto, 10 de ancho y 40 de largo contiene numerosas especies de la selva misionera. Esto requiere un cuidado especial, que implica entre otras cosas, mantener la temperatura todo el año por encima de los 21 grados para evitar que las plantas sufran daños o enfermedades.

Por otra parte, se instaló un sistema de iluminación de los paseos con más de 50 luces LED solares, alumbrado que a futuro permitirá la realización de paseos nocturnos en el Jardín Botánico. La energía del sol también se aprovecha en una estación que facilita a los visitantes la carga de teléfonos celulares, además de proveer agua caliente.