“Sentí un frío por debajo del balazo debajo de la nalga, a centímetros de la femoral. De chico jugaba al rugby y sabía que había que hacer la medialuna, pisar para un lado y correr para el otro. Todo fue en menos de 15 segundos. La gente empezó a gritar y me llevaron a un clínica. La bala no tocó la femoral, sino hubiera muerto desangrado en cuatro minutos. Mi padre, que en ese momento era Ministro del Interior, estaba de vacaciones en Brasil y ya le habían avisado del hecho. Esa noche me sacaron del hospital por miedo a otro atentado. Terminé durmiendo en casa del médico”.

El crudo relato de Ramón Mestre, ex intendente de la ciudad de Córdoba, sobre un atentado que sufrió en Mar del Plata mientras estaba de vacaciones cuando, según señaló, sicarios enviados por una empresa multinasional le dispararon.

Lo hizo en el programa Total es sábado, conducido por Sergio Zuliani en El Doce. “Prácticamente no hablé de esa situación antes porque, aunque no se busque la victimización, se puede poner en riesgo la vida”, explicó Mestre sobre el atentado ocurrido meses antes de la muerte de su padre, en 2003.