Profesionales de la salud aseguran que, en Córdoba, los casos de picaduras de alacranes aumentan todos los años. Lejos de disminuir en la cantidad de afectados, los picos se dan con el calor, según precisó Nilda Gayt, jefa de Toxicología del Hospital de Niños.

//Mirá también: Bullying en Córdoba: dieron de alta al niño picado por un alacrán e investigan el caso

“En 2017 tuvimos 233 casos, pero desde hace varios años estamos superando los 300. En Córdoba no encontramos una asociación con las lluvias, pero sí observamos que cuando la temperatura aumenta por encima 35 grados tenemos más niños con picaduras”, detalló.

En este sentido, la médica especialista explicó cómo saber si se trató de una picadura de alacrán. “El veneno es neurotóxico. Pero apenas pica, se parece a una picadura de un mosquito. Puede estar más rojo, pero nada más”, explicó.

//Mirá también: Las especies de alacrán más frecuentes en Córdoba y cómo evitar su picadura

Y agregó: “Luego, el dolor se irradia desde la picadura. Si ocurrió en el cuello o el pecho el cuadro se puede agravar. A los 15 minutos, el paciente comienza con vómitos que no frenan. Son tres o cuatro vómitos seguidos que no ocurren con otras patologías. También se produce mucha transpiración, taquicardia y palidez”.

//Mirá también: Brindan recomendaciones para evitar picaduras de alacranes, arañas y serpientes

Ante esta situación, es necesario que los niños concurran a un centro de salud, para que se les aplique el suero antiveneno. “No siempre se requiere aplicarles suero, Algunas pacientes tienen el alta a las seis horas. Si hay alguna afección cardíaca o pulmonar de base, el riesgo aumenta”, detalló.