La insólita historia de Ignacio Martín suma nuevos capítulos cada día. Este jueves la Policía logró detenerlo en la casa de su mamá de barrio Zumarán y los que no podían creerlo eran los vecinos del joven.

“Nos llamó la atención a todos, no nos habíamos enterado de nada hasta que lo vimos en televisión”, aseguró con sorpresa un vecino del falso médico a Cadena 3.

“Nunca fue de mala junta, siempre fue un chico de casa. Muy servicial”, agregó. Además, el hombre aseguró que cuando hubo un accidente en el barrio, el joven se acercó para atender a los heridos hasta que llegó la ambulancia.

A su vez, este vecino también explicó que Ignacio trabajaba con su abuelo en una panadería de la cual es dueño en el barrio Cerro de Las Rosas. “Lo venía a buscar todos los días para ir a trabajar y cuando volvía se iba a estudiar”, indicó.