Córdoba desde el lunes que se encuentra “bajo agua”. Es que desde ese día se presentaron precipitaciones de variada intensidad, incluso hasta este miércoles. Ante esta situación las calles de la ciudad se volvieron a inundar, pero la novedad es que esta vez los limpiavidrios se tuvieron que poner a desobstruir los desagües para que circule el agua.

“Acá cuando llueve se hace un río. Ya que los funcionarios no lo hacen lo hacemos nosotros”, explicó uno de los hombres que limpia vidrios en Colón y Cañada, a Radio Suquía.

Y agregó: “Hace 14 años que estoy acá y por cuenta nuestra lo empezamos a destrabar”. En dos días ya llenaron más de 20 baldes de tierra y basura.

Lluvias intensas desde el lunes en Córdoba

El lunes pasado, una importante lluvia, con caída de entre 20 y 40 milímetros de agua, se registró en gran parte de la provincia de Córdoba, lo que generó por algunos minutos anegamientos en calles de la capital, sin que hubiese mayores inconvenientes materiales ni en la población, informaron fuentes provinciales.

Las lluvias no fueron abundantes pero colaboran con la situación de los lagos y diques, que presenten aún una importante bajante en sus niveles óptimos.

El lago San Roque tiene casi 5 metros debajo del nivel del vertedero, en Los Molinos la bajante es 4,20 metros, en tanto que en el Dique La Viña se registra la peor situación, donde el agua está a más de 13 metros del máximo.